En dependencias de ONEMI Antofagasta, junto al Intendente de la Región, Marcos Díaz, Directora Regional de SENDA Amanda Roco, General de la II Zona de Carabineros, Luis Húmeres y Director (S) del Servicio médico Legal, Patricio Nieto, las autoridades entregaron información sobre los próximos controles preventivos vehiculares a desarrollarse este 18, 19 y 20 de abril. La gran novedad estuvo en el lanzamiento del popular Narco test, que será realizado a conductores de forma aleatoria durante los controles vehiculares.

El Intendente Marcos Díaz, comentó que “estamos dando cuenta de un compromiso que asumimos con nuestros ciudadanos, respecto a la protección de sus vidas y los efectos que produce el alcohol y las drogas en la conducción. Estamos avanzando en la línea de protección con un compromiso férreo de nuestro Presidente Sebastián Piñera y de todas las autoridades que conformamos este gobierno, el que es proteger la vida de nuestras familias, no solo las que conducen, sino también de peatones. Hemos decidido partir este fin de semana largo con un programa de fiscalización que va a incluir alcohotest y narco test, enfatizó el edil.

Mientras que la Directora Regional de SENDA Antofagasta Amanda Roco Alvarado, indicó que el “conducir bajo los efectos de las drogas es una infracción a la ley de tránsito, tal como lo es conducir bajo los efectos del alcohol o en estado de ebriedad. Lo que nosotros estamos haciendo hoy con la implementación del Narco Test a nivel nacional, es entregar una nueva herramienta de fiscalización a Carabineros para que la ley se cumpla, en virtud de los altos índices de consumo en el país”, agregó Roco Alvarado.

El Director (S) SML Patricio Nieto, esclarece que en cuanto al consumo de drogas, “hasta 72 horas después del último consumo, dependiendo mucho de la dosis que se consuma, en el caso de la marihuana, un consumidor esporádico le va a durar en el organismo hasta 72 horas, pero a los consumidores abusivos le pude durar hasta 15 días y en el caso de un adicto le pude durar hasta 30 días. La ley contempla el que no se puede manejar bajo los efectos de la droga, no dice si la tomó hace 5 minutos o 2 días, no se debe manejar bajo los efectos de la droga, por algo muy simple, si vemos el caso del alcohol, en su primera atapa disminuye los reflejos, que van de la mano en la capacidad de reacción ante un imprevisto, de igual forma con el consumo de drogas”.

Marco Legal:

La Ley de Tránsito N° 18.290 desde su promulgación en 1985 y sus modificaciones posteriores, prohíbe y sanciona como delito la conducción de vehículos o medios de transporte bajo la influencia de sustancias estupefacientes o sicotrópicas, de la misma forma y con las mismas penas que en el caso del alcohol.

Sin embargo, en el caso de las sustancias estupefacientes o sicotrópicas, no se distingue entre dos estados de afectación de la persona, como sí ocurre en el caso del alcohol (“bajo la influencia del alcohol” y “en estado de ebriedad”)

Las penas aplicables por conducción bajo la influencia de sustancias estupefacientes o sicotrópicas según gravedad van desde presidio menor en su grado mínimo (entre 61 días a 540 días) además de una multa de entre 2 y 10 UTM, hasta presidio mayor en grado mínimo (5 años y 1 día a 10 años) y multa de 8 a 20 UTM en el caso de causar lesiones graves gravísimas o en caso de muerte.

(Valor UTM abril 48 mil 353 pesos)

En todos los casos, según gravedad hay suspensión de licencia o cancelación, según se trate de reincidencia.

Además (artículo 182) dispone que Carabineros podrá someter a cualquier conductor a una prueba respiratoria o de otra naturaleza destinada a detectar la presencia del alcohol en el organismo o acreditar el hecho de conducir bajo la influencia de estupefacientes o sustancias sicotrópicas.

También (artículo 195 bis) establece que la negativa injustificada de un conductor a someterse a las pruebas respiratorias u otros exámenes científicos destinados a establecer la presencia de alcohol o de sustancias estupefacientes o psicotrópicas en el cuerpo (previstos en el artículo 182), será sancionada con multa de 3 a 10 UTM y con la suspensión de licencia hasta por 1 mes.

Características del dispositivo

Con la finalidad de realizar los operativos preventivos a conductores, SENDA inició en 2018 un proceso de licitación de equipos detectores de drogas en saliva, siendo adjudicada la empresa Dräger Chile Ltda, por un monto de $185 millones. (este dispositivo es utilizado en Alemania, España, Francia, Inglaterra e Italia, así como también en América en Brasil, Argentina, Chile, México, Panamá y Perú.

Este sistema proporciona todo lo necesario para realizar una primera evaluación en saliva en el lugar, permitiendo detectar 5 tipos de sustancias:

    1. Cocaína (COC)
    2. Marihuana: (THC)
    3. Opiáceos (OPI)
    4. Metanfetamina (MET)

 

  • Anfetamina (AMP)

 

Capacitaciones

En diciembre de 2018 se capacitó a 180 funcionarios, del Servicio Médico Legal (SML), Senda y Ministerio Público, sobre proceso posterior a la aplicación del Narco Test (todo lo que ocurre dentro de la ambulancia para toma de muestra de sangre)

En marzo de este año se realizaron capacitaciones a 600 funcionarios de Carabineros de Chile, con el dispositivo adjudicado para la detección de drogas en saliva.

Procedimiento

Para la implementación de detección de drogas en saliva, a nivel nacional, se contará con 17 sistemas de toma de muestras para la detección de drogas, uno por región, salvo la Región Metropolitana que contará con dos. Los operativos de control serán realizados por Carabineros de Chile en conjunto con SENDA tal como se ha venido haciendo hasta ahora con los controles preventivos para conducción bajo con alcohol.  

Pasos para un control de drogas de saliva:

  1. El Carabinero tiene la facultad para fiscalizar a cualquier conductor que se desplace por la vía pública.
  2. Una vez detenido el vehículo, el Carabinero solicita la documentación del vehículo al conductor.
  3. Una vez que el Carabinero mantiene en su poder la documentación del conductor y del vehículo, es cuando evalúa si somete al conductor o no a una prueba espirométrica o comúnmente llamado narcotest.
  4. Carabineros podrá someter a cualquier conductor, que estime necesario, al examen de saliva.
  5. El conductor debe tomar el kit de prueba entregado por el Carabinero, romper el envoltorio, retirar el tapón de protección, colocar el colector en la boca, pasarse el hisopo por dentro de la boca, las encías, por la lengua y por las mejillas, hasta que un indicador que está en el mismo hisopo se ponga de color azul. Posteriormente, el hisopo se tapa y es introducido al lector (drug test) (4), este lo lee y tarda aproximadamente entre 6 a 15 minutos en arrojar un boucher con el resultado del examen.
  6. Si el lector (drug test) arroja la presencia de alguna droga en la saliva del conductor fiscalizado, éste es trasladado hasta la ambulancia de Senda, donde el equipo médico procederá a realizarle la extracción de sangre, que es la prueba que confirma que el conductor está bajo los efectos de sustancias psicotrópicas o estupefacientes.
  7. Luego de la toma de muestra de sangre, si la prueba resulta positiva, Carabineros deberá prohibirle la conducción del vehículo por un plazo de 12 horas.
  8. Durante el período de tiempo que fije Carabineros, el afectado podrá ser conducido a la Unidad Policial respectiva y el vehículo deberá ser retirado por un tercero que esté en condiciones de conducirlo. Y será finalmente la justicia la que determine la sanción que corresponda según los antecedentes que exponga el Ministerio Público.

Experiencia Internacional

El test de drogas a conductores es una estrategia que se ha implementado en una cantidad importante de países. Por ejemplo, de los 36 países que son parte de la OCDE actualmente, 23 países implementan controles de este tipo. Con Chile serían 24. El detalle de estos países es el siguiente: Australia, Austria, Bélgica, Canadá, República Checa, Dinamarca, Estonia, Alemania, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Nueva Zelandia, Polonia, Portugal, España, Eslovenia, Eslovaquia, Reino Unido y Estados Unidos. En la región, el test de drogas a conductores también es utilizado algunas ciudades de Argentina (Neuquén) y en Uruguay.

En todos los países que utilizan este tipo de controles, es la policía quien tiene la autoridad de detener a los conductores y aplicar la prueba.

Los controles a conductores por consumo de drogas son de implementación reciente en muchos países, por lo que todavía no es posible tener estadísticas sobre el efecto en los índices de accidentabilidad.

Esta es una estrategia que a medida que vaya extendiéndose asegura tener un efecto disuasivo. Así lo indican estudios realizados en Australia, donde más del 41% de los usuarios de drogas eligen no conducir por temor a ser detenidos.

Write A Comment