Con la Toma de Razón de Contraloría General de la República, el Ministerio de Obras Públicas, adjudicó el proyecto de construcción de la primera etapa de las Obras de Control Aluvional en quebrada Riquelme, sector centro alto de Antofagasta, por un monto que bordea los $1.000 millones, financiados a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

Así lo informó el seremi de Obras Públicas, Edgar Blanco, precisando que una vez adjudicada la obra (empresa CONIX), se proyecta hacer la entrega de terreno para comenzar la ejecución física de los trabajos a fines del mes de diciembre o comienzos del próximo año.

“La obra de control aluvional en la quebrada Riquelme será la primera en iniciar de las cuatro que estamos licitando (El Toro, Jardines del Sur y la tercera etapa de quebrada Uribe) y responden a un compromiso que hicimos con el Presidente Sebastián Piñera en su visita a la región, de materializar este tipo de obras lo antes posible para proteger a la población ante un evento aluvional, es así como en el caso Riquelme gracias a este proyecto entregaremos mayor seguridad a cerca de 5.200 personas”, precisó el seremi Edgar Blanco.

La primera etapa del proyecto considera la construcción de 22 muros estabilizadores en un periodo de 190 días. Posteriormente, se realizará una segunda etapa y final, con el objetivo de revestir la quebrada Riquelme con la construcción total de 41 muros, que cumplirán la labor de estabilizar el cauce de la quebrada y restar velocidad al torrente además de contener el material destructivo que podría acarrear un aluvión, en dicha quebrada.

PROYECTOS

En total son cuatro los proyectos de obras aluvionales que se construirán: Uribe, Riquelme, El Toro y Jardines del Sur, los cuales suman en conjunto $11.300 millones y que iniciarán obras en los próximos meses. Una vez terminados todos los sistemas permitirán proteger a más de 44 mil personas que viven en sectores aledaños a estas quebradas.

La autoridad detalló que la tercera y última etapa de Uribe considera la construcción de 8 muros estabilizadores de pendientes en un plazo de ejecución de 240 días (8 meses), para lo cual se invertirán cerca de 1.000 millones de pesos. Con esta obra, el sector quedará dotado con un sistema 35 muros disipadores de energía además de muros laterales que encauzan el flujo aluvional.

Por su parte, en la quebrada El Toro se considera una inversión total de $8.200 millones para la construcción de 23 pozas decantadoras y 29 muros estabilizadores. En tanto, las obras en quebrada Jardines del Sur considera una inversión total de $9.230 millones y la construcción de 93 muros estabilizadores.

Este proyecto se enmarca en el Plan de Mitigación Aluvional, a través de un convenio de programación entre el Gobierno Regional y el Ministerio de Obras Públicas, por una suma cercana a los 60 mil millones de pesos.

Write A Comment