En una emotiva ceremonia, la cual encabezó el director regional de Gendarmería, coronel Pedro Ferrada Quintana, se conmemoró el Día del Mártir institucional, que recuerda a cuatro funcionarios fallecidos en acto de servicio, en un atentado el 14 de noviembre de 1990.

El director regional de Gendarmería, coronel Pedro Ferrada Quintana que “su entrega, sacrificio y recuerdo, ha de acompañarnos siempre a quienes voluntariamente optamos por ingresar a trabajar en Gendarmería de Chile.  Trabajo penitenciario, muchas veces incomprendido y criticado, pero que ennoblece a la mujer y al hombre que lo ejerce de manera justa y honrada”.

La ceremonia y formación de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios (USEP), tuvo un significado especial, puesto que se realizó frente a la sepultura de quien en vida fuera la gendarme Bárbara Araya Casanova, quien falleció en un accidente vehicular el año 2016, mientras retornaba desde la ciudad de Tocopilla con el funcionario Gendarme 1° Nayib Sánchez Sánchez (Q.E.P.D.), mientras realizaban funciones inherentes a su cargo.

En tanto, el Equipo de Canes Adiestrados (ECA) se dirigió a la animita ubicada en el cruce de la ruta B-400 con 5 Norte, para recordar al entonces vigilante segundo Javier Veloso Fuentealba (Q.E.P.D.) de la USEP de Iquique,  fallecido también en un accidente carretero, mientras realizaba labores inherentes a su cargo.

La conmemoración del Día del Mártir de Gendarmería, se origina a raíz de un atentado perpetrado en las dependencias del Hospital Sotero del Río por miembros del grupo subversivo Mapu-Lautaro, ocurrido el 14 de noviembre de 1990. El resultado de ese atentado fue la muerte de 4 funcionarios de  Gendarmería de Chile.

Write A Comment