,

Soledad Fariña, escritora confirmada para FILZIC 2018

“una de las mayores formas de resistencia es la poesía”

Definida como una “escritura tardía”, esto al publicar su primer poemario a los 42 años de edad, Soledad Fariña arriba a la VIII versión de la Feria Internacional del Libro Zicosur de Antofagasta FILZIC 2018, como una escritora ya ampliamente reconocida en el mundo de la literatura y la docencia.

Fariña, quien actualmente transita entre sus escritos, y el análisis de la contingencia a nivel nacional e internacional, también destaca por sus estudios en Ciencias Políticas en la Universidad de Chile, y Licenciatura en Filosofía y Letras en la Universidad de Estocolmo, Suecia.

Hoy reconoce que Antofagasta es una de las ciudades que más gratos recuerdos le trae, aspecto no menor, esto porque a pesar de haber nacido en la tierra de Andrés Sabella, gran parte de su vida la ha desarrollado en Santiago.

Respecto a su labor como escritora, “Pide la lengua” (Antología) es su último libro y centra su atención en la preocupación por el lenguaje, su origen, su desborde, el proceso infinito de la comunicación entre otros temas.

¿Qué opinión tiene de la literatura actual? ¿Qué tipo de autores sigue por estos días?

Estoy leyendo mucha poesía anglosajona, también poesía y narrativa de gente joven, especialmente chilena y latinoamericana. Sobre la literatura actual, mi opinión es diversa, he encontrado poesía profunda y reflexiva, con un lenguaje claro, o no demasiado oscuro. He encontrado poesía experimental, poesía “oscura” que ilumina.

¿Qué libros tiene en su velador?

Varios, por estos días leo “Archivo Dickinson”, de María Negroni, poeta argentina; “Solsticios”, del poeta chileno David Villagrán Ruz; “Letal e incruenta. Walter Benjamín y la violencia”, ensayos sobre “Para una crítica de la violencia”, de W. Benjamín, y una joyita antofagastina, “Salitre”, del poeta Ernesto Murillo, publicado en Antofagasta en 1966.

¿Sobre qué concepto, idea o temática le gustaría escribir en este momento?

Estoy pensando, leyendo y tomando notas, precisamente, sobre la violencia en dos momentos cercanos a mi historia.

¿La tecnología es una buena compañera o algo distante?

No es buena compañera, aunque uso lo más rudimentario: computador y celular.

¿Te gustaría haber cambiado el destino de algún personaje o estrofa de tus libros?

No hay personajes en mis libros. Aunque se podría decir que “Yllu” sí tiene personajes, pero a éstos no puede cambiárseles la historia.

¿En esta época que le irrita y alegra?

Me irrita la desconfianza, la indiferencia, y la red de mentiras y engaños con que los poderosos perfilan, sin escrúpulos, nuestras vidas, nuestro entorno y los proyectos de un futuro un poco más vivible.

Me alegran los grupos de jóvenes –y no tan jóvenes- que de diversas formas resisten esa manipulación explícita o silenciosa. Grupos pequeños sin poder formal que hacen su vida al margen de la economía global y de la “cultura global”, haciendo a contrapelo lo que el poder impide: pensar. Una de las mayores formas de resistencia es la poesía. Nadie la compra, nadie la encarga, la poesía es gratis.

Para ti Soledad ¿Cuál libro deberíamos leer sí o sí?

¡Hay tantos! Es muy difícil pensar en uno sólo. También depende de la edad de quienes van a leer. “Pedro Páramo” es una novela con la suficiente cantidad de poesía como para llegar a un lugar donde el paraje (nuestro, mestizo, indio) se une a lo que podríamos llamar un sentimiento universal: el dolor. Pero el dolor no tiene lenguaje y lo que Rulfo logra –con palabras- es esa ambigüedad, propia de toda obra maestra universal.

¿Entréganos tu opinión sobre FILZIC?

Un evento cultural sostenido en el tiempo que va creciendo año a año. Lo importante es que Antofagasta y el Norte nos convocan y convocan al mundo desde su especificidad.

¿Qué actividad es imperdible hacer en Antofagasta?

Mirar y sentir el olor a mar y a sol nortino, quemante. Encontrarse y conversar un café con buenos amigos y amigas.  Subir a la pampa a sentir el silencio, aunque sea unas horitas por la mañana o la tarde.

150 familias mejorarán sus condiciones de vida y bienestar

Más de 2 mil bailarines y músicos ya están confirmados para el Carnaval de los Colores