,

Nueva Ley de Servicios Sanitarios fortalece rol de las comunidades

Iniciativa beneficiará a más de 15 mil usuarios de sistemas de Agua Potable Rural (APR)

Fortalecer la gestión de las organizaciones comunitarias y garantizar una mayor Participación Ciudadana, son algunos de los aspectos de la Ley 20.998 de Servicios Sanitarios y Rurales vigente desde el 14 de febrero de 2017, la cual protege los territorios que hoy en día son atendidos por las organizaciones comunitarias, para que sean ellas solamente quienes presten servicios en dichos territorios y no puedan ser utilizados por empresas con fines de lucro.

A través de esta ley, se crea además, la Subdirección de Servicios Sanitarios Rurales, que internaliza la gestión de proyectos y la asesoría y asistencia en la Dirección de Obras Hidráulicas, actividades hoy desarrolladas por las unidades técnicas de las empresas sanitarias mediante convenios. Y se establece que el otorgamiento de licencias es indefinido, pero está sujeto a evaluación de acuerdo con las exigencias establecidas por la ley, de tal manera que se resguarde el adecuado funcionamiento del sistema y del territorio en que operan.

Al respecto, el seremi de Obras Públicas, César Benítez, enfatizó que “estamos muy contentos con la puesta en marcha de la ley, donde se verán beneficiados directamente los 17 comités de Agua Potable Rural que operan en la actualidad en nuestra región y que abastecen a más de 15.500 personas de zonas rurales concentradas, lo que constituye una evidencia de la capacidad de la comunidad organizada para enfrentar y resolver sus problemas esenciales. Este desarrollo, que ha permitido alcanzar coberturas totales de abastecimiento de agua potable en esas zonas, ha sido fruto de una eficaz coordinación entre las organizaciones sociales y el Estado”.

Benítez añadió: “Recogiendo un anhelo de la comunidad rural  organizada, la Presidenta Michelle Bachelet  promulgó la ley que  proveer  de una Institucionalidad adecuada a este sector, la pone al día con las nuevas realidades e impulsa, el acceso al agua potable hacia aquellos habitantes que viven en localidades rurales más dispersas y aisladas  que aún no acceden a este vital servicio. También se hace cargo de un nuevo reto, la disposición de las aguas servidas  por medio de un programa que, con visión de sustentabilidad social, económica y medioambiental, permita escoger soluciones adecuadas a la realidad y medios de cada comunidad. Así, estaremos contribuyendo, a mejorar sus condiciones sanitarias, promoveremos un desarrollo ambientalmente amigable, al tiempo que favoreceremos la competitividad de nuestra agricultura”.

A nivel país más un millón 700 mil chilenos se abastecen con este tipo de servicios de Agua Potable Rural en el país, y con esta legislación podrá seguir ampliándose esta cobertura a nivel nacional y además podrá por primera vez abordarse el tema de las aguas servidas en estos sectores. Serán los propios los dirigentes y las comunidades, que han estado presentes a lo largo de todo el desarrollo de este proceso, los encargados de velar para que esta ley siga avanzando y dé sus mejores resultados. Porque a través de los Consejos Consultivos Nacionales y Regionales, podrán orientar e impulsar las políticas de asistencia y promoción de los servicios sanitarios rurales.

“Con la ley se establece una forma de cómo se calculan las tarifas, se habilita al Estado para poder ayudar de manera más ágil y de esta manera poder invertir de manera más rápida en los distintos sistemas de Agua Potable Rural que hoy tenemos, pero también llegar a muchos otros que hoy día no lo tienen”, destacó el director regional de Obras Hidráulicas, Manuel Gutiérrez.

Superintendente Daniel Bugueño junto a otros altos oficiales realizaron visita protocolar a la alcaldesa de Antofagasta Karen Rojo

Autoridades llaman al cuidado de nuevas obras de playa El Trocadero