,

Internas de Antofagasta ahora son especialistas en enfierradura

para montaje industrial

Once internas del Centro Penitenciario Femenino de Antofagasta, culminaron orgullosas el curso de Enfierradura para montaje industrial, el cual se llevó a cabo gracias al trabajo conjunto entre Gendarmería y Sence.

El curso fue impartido por el Instituto de Capacitación Profesional ICAP, en donde las alumnas impartieron temáticas como “Cálculo de Materiales y herramientas”, “Conceptos teóricos de enfierradura”, “Seguridad y Prevención de Riesgos”, “Armado de estructuras simples y específicas”, “Interpretación de planos básicos”, entre otros.

La jefa del Centro Penitenciario Femenino, teniente coronel Elizabeth Ramos Astorga indicó que “para nosotros como Gendarmería y este Centro Penitenciario, todas estas capacitaciones son fundamentales para los procesos que nosotros realizamos en intervención con la población penal femenina en su proceso de reinserción. Esto las ayuda e insta a que ellas puedan tener un real cambio y puedan ser realmente un aporte a nuestra sociedad”.

La directora regional del Instituto de Capacitación Profesional ICAP, Macarena Arenas, valoró el trabajo conjunto que se realiza entre ambas instituciones desde hace más de diez años, “hemos hecho cursos de oficio, de concina, de telares, en este caso hicimos de enfierradura, en algunos casos, dependiendo del programa se le regalan herramientas. La idea de estos programas es poder insertarlos laboralmente después que ellas salgan. Si no, entregarles una herramienta dependiendo del programa, para que ellos puedan independizarse y trabajar desde sus casas”.

En la ceremonia de certificación, se entregó un especial reconocimiento a la mejor alumna del curso, el cual recibió emocionada Ingrid Chiguay Valdebenito quien indicó “dentro de todo lo malo que uno vive lejos de la familia y recluida en un lugar, esta Unidad da la posibilidad para que uno se pueda reinsertar a la sociedad laboralmente y sí, ha sido una bonita experiencia para mi después de tanto tiempo no es malo una capacitación laboral para poder desenvolverse laboralmente en la calle”.

Ingrid añadió que “una nueva oportunidad de vida, para que no pueda darle una nueva oportunidad a la familia y estar con ellos, y vivir otro tipo de cosas, así que muy agradecida”.

Invitan a donar sangre en mall de Antofagasta

Junji Antofagasta realiza exitoso lanzamiento de política de ambientes Bientratantes